AG-2019-04.gif 347X140-wikiexplora.gif OR.gif

Plantilla:Descripcion ruta huayhuash abreviado

De Wikiexplora
Saltar a: navegación, buscar

Día 1 - Cuartelwain - Carhuacocha

Paso Cacanpunta, justo antes de llegar. Mirando al Norte, julio de 2015
Laguna Mitucocha
Al fondo, se observa el Paso Carhuac. Mirando al Sur, julio de 2015
Laguna Carhuacocha al amanecer. Imagen: Juan Pablo Ortega
Distancia (kms. Incluye laguna Mitucocha, excluye atajo) 20,4
Metros de ascenso 1055
Metros de descenso 1060

Cuartelewain (km 0 - 4160m) es solo un letrero y algunos lugares de camping ubicado en una curva de la ruta vehicular. Avanzar hacia el Noreste por un sendero muy claro. Se pasa junto a la casa de un pastor que controla que se haya pagado el ingreso en Llamac. Pocos metros después de la casa de este pastor, existe un pequeño afloramiento de agua limpia (más aconsejable que la del río principal del valle). Se recomienda llenar botellas, pues no hay más agua hasta después del Paso Cacanpunta.

Se debe seguir traveseando hacia el norte (aunque hay un sendero que remonta la quebrada por donde aflora el agua antes descrita, esta NO es la ruta a seguir). Pronto, el sendero comienza a ascender la ladera, y se da así inicio a un largo zig-zag, donde e gana una hermosa vista al valle.

Tras superar un tramo rocoso, la ruta tuerce hacia el Sur, pasando al pie de los grandes farellones que coronan el macizo. El Paso Cacanpunta se localiza a 4660m, en un escénico y "afilado" sector del macizo.

Una vez al otro lado, la huella zigzaguea en dirección descendente, para luego moderar su pendiente y avanzar hacia el Sureste por un grato sector de pastizales. Se puede observar un camino vehicular al otro lado del río.

Cuando se llega a los 4250m, el sendero realiza un codo en casi 90°, para continuar luego hacia el Suroeste. Este codo es a su vez el punto más cercano al camino vehicular antes descrito, el cual se halla a solo 230 metros, lo que lo convierte en un posible comienzo alternativo del trek, ahorrando medio día de caminata (al momento de la visita del autor, en julio de 2015, había un vehículo estacionado en dicho punto). En el codo existe también un cartel con la ruta de Huayhuash, justamente para quienes optan por dicho inicio alternativo.

Continuando hacia el Suroeste, se obtiene una bella vista del sector norte del macizo, donde destaca el Jirishanca. Luego se pasa por una zona de corrales, y luego por el tercer puesto de cobro, Queropalca (40 soles). Una vez atravesado este puesto de cobro, se debe elegir si caminar o no al ramal optativo que es Laguna Mitucocha (el track publicado SÍ la contiene).

Considerar para ello lo siguiente:

  • Es una laguna muy bella, aunque a lo largo del trek habrá varias aún mejores.
  • Extiende la ruta en aproximadamente 3,1 kilómetros bastante planos en total (considerando ida y vuelta, y solo la diferencia con la ruta directa)
  • La ruta de este primer día es una de las más largas, e incluye dos pasos. Evaluar la hora a la que se llega y el estado físico y de aclimatación de cada miembro.

Si se va a la laguna, continuar avanzando hasta el final del valle. Al principio el sendero es claro, pero luego se pierde en zonas de humedales. Para evitar caminar permanentemente por estos humedales y bofedales, se debe llegar hacia el borde izquierdo (Este) del valle, y luego avanzar por ahí. La laguna es un buen lugar para almorzar.

Retornar por la misma ruta, pero en lugar de volver todo el camino hasta el punto de cobro de Queropalca, apuntar hacia el sendero, claramente visible en la ladera. Se puede acortar un poco atravesando directo por una zona sin sendero, aunque manteniéndose próximo al nivel de altura del fondo del valle para evitar tener que cruzar la quebrada.

Una vez que se ha vuelto al sendero principal, la ruta asciende progresivamente hacia el paso Carhuac, la mayor parte con muy poca pendiente, a lo largo de grandes praderas y pastizales. La zona final es muy plana, y se hace bastante larga, más considerando que es el seguno paso del día. El paso Carhuac se ubica a 4624m.

Una vez superado el paso, comienzo un descenso más corto y con más pendiente en dirección a laguna Carhuacocha. A medio camino, aparece la impresionante vista a la cara Este del Yerupajá y del Siula Grande.

Una vez que se llega al acantilado que precede a la Laguna Carhuacocha el camino da un giro en 90° al Este. En este punto (4255m), existe la posibilidad de tomar un atajo.

Atajo

Desde el codo del sendero, es posible bajar directamente hacia el extremo Oeste de la laguna Carhuacocha, descendiendo en esa dirección. El descenso es bastante abrupto, y no existe sendero claro. Una vez en el plano, se debe seguir hacia el sur, por una zona de humedales. Al final del plano, existe un estero, que exige quitarse los zapatos para cruzarlo. Luego, comenzar a ascender la ladera, hasta empalmar con el sendero principal.

  • Ventajas de tomar el atajo:
    • Se ahorran 2,02 kilómetros de camino
  • Desventajas de tomar el atajo:
    • Se pierde la hermosa vista de las montañas con la laguna Carhuacocha en primer plano.
    • Podría ser necesario enfrentar a un grupo de perros hostiles que habitan en la casa ubicada en el extremo noroeste de la laguna. Sin embargo, basta con caminar por la orilla de la laguna sin aproximarse demasiado a la casa y amenazarlos con los bastones de trekking o con piedras.
    • Como se ha mencionado, el descenso es bastante abrupto, y no existe sendero claro.
    • Se cruza una zona de humedales.
    • Se deberá sacar los zapatos para cruzar el estero.

Ruta tradicional

Si se opta por la ruta larga/tradicional, se debe girar hacia el Este en el codo y avanzar 1,4 kilómetros más hasta el extremo Este de la laguna Carhuacocha (4155m), donde se aconseja acampar.

Día 2 - Laguna Carhuacocha - Laguna Carnicero

Puesto de cobro de Quishuarcancha. De fondo, Yerupajá Chico y Jirishanca. Mirando al Noroeste, julio de 2015
Tres lagunas en el valle del Gangrajanca. Imagen: Juan Pablo Ortega
Acampando a la orilla de la Laguna Carnicero, con el Sarapo de fondo. Con esta vista ¿Quién quiere seguir hasta el campamento Huayhuash? Mirando al Noroeste, julio de 2015
Distancia (kms) 10,8
Metros de ascenso 753
Metros de descenso 444

Desde el extremo Este de la Laguna Carhuacocha (es decir, obviando el atajo), seguir bordeando la laguna, y avanzar hacia el Oeste a lo largo de su ribera Sur, con una espectacular vista del Yerupajá y del Jirishanca como telón de fondo.

Una vez alcanzado el extremo Oeste de la laguna, el sendero comienza a ascender. Tras pocos metros de ascenso, se llega a una pequeña casa, donde se realiza el cuarto cobro (Quishuarcancha, 20 soles).

Seguir hacia el Sur, internándose por las faldas del macizo principal de la Cordillera de Huayhuash. Poco después del cobro, existe una pradera donde se pierde el sendero: avanzar hacia abajo, hacia el sector más bajo del valle.

La Laguna Gangrajanca, la primera de la serie, está oculta detrás de una pequeña morrena. Una vez que se llega al desagüe de la segunda, Laguna Siula, existe la posibilidad de ascender unos pocos metros para llegar al borde de la morrena, y de ese modo observarla de cerca. Si no se toma ese pequeñísimo desvío, solo será visible (y apenas) desde el sector alto, horas más tarde.

Tras cruzar el desagüe de la Laguna Siula, bordearla por el Este. En esta área, es muy frecuente ver y oir las permanentes avalanchas de nieve de la ladera Este del Yerupajá.

Superada esta segunda laguna, el sendero sigue un buen trecho plano, por sectores de piedras sin vegetación, donde hay varios cursos de agua. La última fuente de agua antes de iniciar el ascenso al Paso Siula se encuentra al pie de la ladera, bajo la sombra de unos queñuales, inmediatamente antes de iniciar el ascenso. Se recomienda beber y recargar en este punto.

Curiosamente, el sendero que conduce al paso no es visible desde el valle, al encontrarse oculto por las altas matas de hierba. Pero una vez en él, es muy claro y fácil de seguir. El primer tramo conduce hacia el Sur, con algunos zigzagueos. A 4495m existe un excelente mirador, en un promontorio rocoso, desde donde ya se observa con claridad la Laguna Quesillococha. A 4545, la huella gira bruscamente hacia el Este. Es el último mirador de las tres lagunas, y un buen punto para fotografiar el gran glaciar de la pared Este del Siula Grande.

Sigue luego un tramo mucho menos hermoso, de pastizales y vista limitada. La pendiente también baja considerablemente. El sendero avanza primero en dirección Este, pero progresivamente va adquiriendo rumbo Sureste. El tramo final antes del paso es completamente rocos, desprovisto de vegetación, y bastante empinado. El Paso Siula se ubica a 4810m, y se logra allí una excelente vista al Sarapo.

El descenso es primero abrupto, pero la pendiente va disminuyendo rápido. A 4740m, la huella pasa por un pequeño portezuelo y cambia de ladera, para luego seguir descendiendo hacia el Sur. La Laguna Carnicero es claramente visible todo este tiempo. Se pasa junto algunas pequeñas planicies pobladas por bofedales. El sendero es muy claro y recto, pero poco antes de llegar a la laguna aparecen varias opciones, y el asunto se vuelve algo más complejo. Lo cierto es que la laguna se puede rodear tanto por su ribera Oeste como Este. Acá se sugiere la Este, por tratarse de una alternativa ligeramente más corta.

Apuntar entonces hacia la derecha de la laguna. Justo antes de llegar a esta, se alcanza un sector plano, y se debe cruzar una cerca. Luego se debe atravesar el estero que viene del Sarapo. Existe un pequeño puente, aunque varios metros más arriba de lo que resulta "natural" con miras a alcanzar la laguna.

Una vez que se ha cruzado dicho estero, se sugiere buscar un lugar para acampar (4465m).

  • Nota 1: El campamento tradicional para este segundo día es Huayhuash, ubicado 2,25 kilómetros más adelante. Sin embargo, Wikiexplora recomienda acampar a orillas de Laguna Carnicero por dos razones:
    • Se acampa con una excelente vista a los glaciares del Sarapo.
    • La jornada siguiente, hasta las Termas de Viconga, es bastante liviana (y las termas son el destino final de ese día sin lugar a dudas, pues es un paraíso para acampar).

La desventaja de esta opción, sin embargo, es que en el campamento de Huayhuash hay más instalaciones, incluyendo baño.

  • Nota 2: Antiguamente, era más común realizar una ruta más oriental que la descrita en este día, evitando el Paso Siula. Ello aún puede ser apreciado en muchos mapas. Sin embargo, el trayecto a lo largo de las tres lagunas y a los pies mismos del corazón de Huayhuash es imperdible, por lo que resulta una pésima opción ahorrar un poco de esfuerzo optando por dicha ruta antigua.

Día 3 - Laguna Carnicero - Termas de Viconga

Vista desde el descenso poco antes de llegar al campamento de Huayhuash en dirección al Paso Portachuelo. Se observa la mayor parte de la ruta. Mirando al Sur, julio de 2015
Lago Viconga, con el León Huacanan (5427m) de fondo. Mirando al Noreste, julio de 2015
Termas de Viconga
Distancia (kms) 13,6
Metros de ascenso 517
Metros de descenso 629

Desde la ribera Oeste de Laguna Carnicero, avanzar hacia al sur. Tras los mencionados 2,02 kms se llega al campamento Huayhuash. Es muy posible que los administradores intenten allí realizar el quinto cobro, pero el punto de control oficial queda mucho más adelante.

En este lugar nace el desvío al Oeste hacia el Circuito de Huayhuash Andino.

Inmediatamente después de Huayhuash, la huella comienza su larga trayectoria ascendente hacia el paso Portachuelo. Es un continuo pero gradual ascenso de 5,3 kilómetros hasta dicho paso. A 4520 se alcanza una linda vista de la pequeña Laguna Mitococha a la derecha, con el Trapecio (5653m) como telón de fondo. Se sigue avanzando siempre al Sur con pocas novedades y uno que otro curso de agua que cruza la ruta. A 4630m se encuentra el pórtico de cobro oficial (20 soles). El Paso Portachuela se alcanza a los 4780m. La vista es menos espectacular que en otros pasos, pues hay menos verticalidad en el paisaje, pero aun así es notable el enorme campo glaciar del nevado León Huacanan (5427m), hacia el Este.

Sigue un largo y tranquilo descenso hacia el lago artificial de Viconga, a lo largo de praderas y pastizales. Se cruzan cursos de agua.

Una vez que se llega a la ribera norte del Lago Vinconga (4462), el sendero discurre por su ribera Oeste. Este es un trecho pedregoso, y que exige algunos ascensos. Al final del lago, el sendero realiza un ascenso de algunas decenas de metros, el último esfuerzo del día. Luego de esto, comienza el descenso final hacia Viconga. Al inicio de este descenso, está el sexto punto de cobro (4475m, 20 soles). En este caso, da gusto pagar, pues incluye el servicio de las termas, que son realmente espectaculares y muy bien construidas.

Tras el puesto de cobro, se pasa junto a la pequeña presa de SN Power y se bordea el caudal de desagüe del Lago Viconga. El caudal puede generar un espectáculo bastante impresionante, en el borde mismo del sendero. Una vez que se llega al valle (4416m) sigue una agradable caminata bastante plana, por praderas verdes. 600 metros más adelante del arribo al plano del valle, se alcanza un puente, que permite cruzar a la ribera Sur del río. Si en lugar de cruzar el puente se siguiera hacia la derecha, se avanzaría en dirección al Paso Cuyoc, lo que toca al día siguiente. Mañana cruzaremos el mismo puente, pero en sentido contrario.

Desde el puente, son solo 520 metros hasta las termas, por un agradable sector plano; es decir, 1,04 kilómetros de caminata extra en comparación a seguir derecho al Paso Cuyoc. Considerando lo magníficas que son las termas, sería una PÉSIMA decisión evitarlas para ahorrar meros 1.040 metros.

Una vez en las termas, existe un almacén, llamado Bodega León Dormido, bastante bien provisto. Por ejemplo, a julio de 2015:

(Precios en soles)

  • Cervezas de 620 ml: 10 (¡son servicio de entrega en la piscina mientras uno se baña!)
  • Cena (normalmente trucha, arroz y papas): 10 pp
  • Coca Cola 600 ml: 4
  • Agua embotellada 500 ml: 3
  • Kilo de arroz: 4
  • Tallarines 400 grs: 3
  • Galletas individuales 4 unidades: 1
  • Chocolates pequeños: 1
  • Leche en polvo
  • Papel higiénico
  • Shampoo en porciones individuales
  • Ron

Por lo tanto, si se va en temporada alta entre junio y agosto, la sugerencia es no cargar la comida para todos los días, si no que reabastecer en Viconga. Por supuesto, se debe llevar efectivo para ello, pues es el único medio de pago.

Día 4 - Termas de Viconga - Wanacpatay

Subiendo al Paso Cuyoc, con el Puscanturpa de fondo. Mirando al norte, julio de 2015
Bajando del Paso Cuyoc, con el macizo del Yerupajá de fondo. Mirado al norte, julio de 2015
Iniciando el desvío al Paso San Antonio. La quebrada que se debe subir se observa al medio de la foto. Mirando al norte, julio de 2015
Vista desde el Paso San Antonio hacia el norte. Julio de 2015
Distancia (kms. Incluye Paso San Antonio) 17,5
Metros de ascenso 1213
Metros de descenso 1255

Desde las Termas de Viconga, deshacer los 520 metros que hicimos ayer desde hasta el puente, y una vez cruzado enfilar por una ruta nueva hacia el norte. Notar que este puente es la única fuente de agua hasta los 4940m. El sendero sube sin descanso, primero en dirección Norte. Al llegar a los 4600, la pendiente disminuye algo, y se gana una excelente vista al macizo montañoso, en especial del Puscanturpa (5652m).

El sendero gira progresivamente hacia el Oeste. Se pasa por algunas zonas más planas, aptas para el ganado. Más adelante, se verá un sendero que baja hacia el estero: a no alarmarse, que el sendero que seguimos SIEMPRE sube.

A los 4890, se llega a una amplia cuenca, donde hay varias pequeñas lagunas. La más cercana, es la Laguna Cuyoc. La huella rodea esta cuenca por la izquierda (Sur). A los 4940m, se llega a la fuente de agua prometida.

Superado este hito, solo restan los metros finales hasta el Paso Cuyoc, a la sombra del imponente Nevado Cuyoc (5550m) y sus glaciares somitales.

En el Paso Cuyoc (5050m) existen numerosos hitos de piedra. Justo antes de iniciar el descenso, se obtiene una fantástica vista del Siula Grande, Sarapo y Yerupajá a la distancia.

Los primeros metros de descenso son los más abruptos de todo el trek. Pisar con precaución.

El sendero baja rápidamente hacia el Noroeste. Tras 335 metros de empinada bajada, a 4715m, se llega a un sector plano, una grata pradera verde. Desde ahí, ya es visible el Trapecio hacia la derecha.

Continuar descendiendo, ahora con pendiente mucho más moderada, siempre hacia el Noroeste. A 4573m se encuentra la bifurcación al Paso San Antonio. Con esta indicación, puede parecer difícil encontrarla sin GPS o altímetro, pero es muy evidente, pues un largo tramo de sendero es visible hacia la derecha.

Nota: Por supuesto, el Paso San Antonio es un ramal adicional de carácter opcional, pero resulta de todos modos recomendable por la espectacular vista que se obtiene desde allí.

Se cruza un sector plano en dirección al Norte, luego se pasa junto a unos asombrosos baños semi-escondidos entre las rocas a nuestra izquierda (¡!) y luego se atraviesa una amplia planicie, en lo que constituye el sector más bajo del valle.

Una vez atravesada esta planicie, se inicia (4510m) el fatigoso (pero bien recompensado) ascenso de casi 500 metros hasta el paso. El primer tramo, es un árido y empinado zig-zag por acarreos. A los 4600m, se alcanza un respiro, al alcanzar unas praderas semi-planas donde suelen pastar animales. Pero una vez acabadas, el sendero sigue ascendiendo con firmeza, a lo largo de la parte más baja del valle. El paso es claramente visible.

El tramo final es por un zig-zag de alta pendiente. Pero una vez arriba, la vista es sobrecogedora. El Sarapo está en primer plano, casi confundiéndose con el Siula Grande, y el Yerupajá de fondo. Es quizás el punto más bello de todo el trek. Desde allí es también posible observar parte de la odisea que el británico Joe Simpson vivió en 1985, y relatada en el libro y luego película Touching The Void (Tocando el Vacío). En aquella ocasión, Simpson rompió su tibia en el descenso, su compañero Simon Yates más tarde cortó la cuerda, y durante días tuvo que arrastrarse por 8 kilómetros de vuelta al campamento (ver mapa de ubicación en la galería de fotos).

Bajar por la misma ruta hasta la pradera (el denominado "respiro"). Desde ese punto, conviene acortar camino dirigiéndose en diagonal hacia el Suroeste, a objeto de empalmar con la ruta principal que viene de Paso Cuyoc y que dejamos para ir al Paso San Antonio.

El sendero avanza sin mayor novedad por la ribera norte del estero, hasta llegar a Wanacpatay (4143), que no es mucho más que praderas aptas para acampar. Lo mejor de Wanacpatay es la vista al Nevado Puscanturpa hacia el Este.

Alternativa: Cruzar el Paso San Antonio hacia el norte

Como su nombre indica, el San Antonio es un paso, y no un mero portezuelo. Como tal, es posible cruzarlo y descender hacia el Sur (opción adoptada por el autor de esta reseña). El primer tramo es por una huella bien marcada. Una vez que la quebrada se abre, se debe optar entre izquierda y derecha (a ambos lados hay huellas tenues). Se debe escoger IZQUIERDA (Oeste), traveseando por la abrupta ladera. Al comienzo, se verán algunos hitos.

Las ventajas son las siguientes:

  • Se obtiene una maravillosa vista durante toda la bajada. El trío Yerupajá-Siula-Sarapo es realmente el corazón de Huayhuash, la principal razón por la que uno vino, y es fantástico observarlos desde diferentes ángulos, y con la luz del atardecer. Realmente precioso.
  • El resto de la ruta es mucho más solitaria

Las desventajas son dos:

  • Se debe subir con carga hasta el paso mismo
  • En el tramo final, es bastante difícil encontrar el sendero, y hay buenas posibilidades de terminar bajando a campo traviesa, con bastante pendiente y en medio de los arbustos (fue lo que le ocurrió al autor).