Banner-Wikiexplora.gif Marmot.gif OR.gif

Travesía de los Volcanes

De Wikiexplora
Saltar a: navegación, buscar
Logo.png
Logo favicon.png



El complejo volcánico Planchón-Peteroa-Azufre se asoma sobre el valle del Río Azufre, punto medio de la gran Travesía de los Volcanes.
__ Ruta normal Travesía de los Volcanes
__ Rutas alternativas
Cuadro Resumen (editar)
Actividad Trekking
Ubicación Chile, Curicó
Belleza Atractiva
Atractivos Vistas panorámicas, Fuente Termal, Flora atractiva, Fauna atractiva, Laguna, Río, Formación Geológica, Cascada
Temperatura Termas Óptimas
Duración 8 - 10 días
Exigencia 43.7 dopihoras
Sendero Tramos sin sendero
Señalización Inexistente
Infraestructura Inexistente
Topología Cruce
Desniveles +4129, -3420
Distancia (k) 146.5
Altitud media 1736
Habilidades Cruce de ríos caudalosos, Orientación con GPS o Mapas
Primer autor Tobías Hellwig
Ruta KMZ Descargar KMZ
Para ver estos botones debes registrarte. Toma 30 segundos: es un formulario minusculo, de solo 3 campos obligatorios.




Descripción General

El Volcán Planchón y la huella vehicular que se interna en el Valle del Río Claro. Enero 2016.

La travesía de los Volcanes es una increíble ruta que recorre el corazón de la cordillera maulina, uniendo los Ríos Teno y Maule y en cuyos 140 km prácticamente no se encuentra rastros de intervención humana. Aquel que recorra sus profundos valles, escarpados senderos y desolados collados conocerá el alma de los arrieros, cuyos senderos son las venas de este vasto territorio. Esta excursión de largo aliento sólo es recomendada para caminantes experimentados dado que requiere cruzar caudalosos ríos, circular antiguos y solitarios senderos y guiarse en grandes campos de cenizas.

Comprende 5 portezuelos sobre los 2.000m, y a lo largo de su recorrido se observarán al menos 9 impresionantes volcanes que le dán su nombre; Volcán Planchón, Volcán Peteroa, Volcán Azufre, Volcán Descabezado Chico, Volcán Mondaca, Volcán Descabezado Grande, Volcán Quizapu, Cerro Azul, Volcán Hornitos.

Época adecuada

Bosques de cipreses en el Valle del Río Claro. Autor: Joaquín Barañao.

Se recomienda realizar esta travesía entre los meses de enero y abril. Una de las grandes dificultades de la ruta es el cruce de ríos que a comienzos de verano aún pueden llevan abundante caudal debido al deshielo. En meses de primavera y otoño los pasos de montaña sobre los 2.000m se encontrarán cubiertos de nieve y será muy sencillo errar la ruta.

Acceso

El punto de inicio de esta ruta corresponde al pueblo de Los Queñes, ubicado en el valle del río Teno. Para llegar a él:

En vehículo

  • Desde el norte: Tomar la salida “La Montaña”, ubicada 7 km al sur del peaje de Morza/Quinta. Seguir hacia la cordillera por 37 km hasta el puente “Hernan Briones G.” que cruza el río Teno. En ese punto, girar hacia la derecha, hacia el pueblo de Los Queñes. Casi la totalidad es pavimentado.
  • Desde el sur: Tomar la salida a Romeral. Seguir hacia la cordillera por 51 kms hasta el pueblo de Los Queñes. La seguna mitad son el ripio en buen estado.

En transporte público y autostop

Minibuses San Cristóbal llega a Los Queñes.

Salidas De Curicó De Lunes a Domingos

  • 7:30 11:30 13:00 16:30 18:30

Salidas De Los Queñes

  • 7:30 (Lunes a Viernes) 9:00 13:30 15:00 18:30 (Lunes a Domingo)
  • Teléfono: +56752321512

Descripción de la ruta

Perfil de altiitud de la travesía de los Volcanes. Son 6.000 metros de desnivel divididos en 5 pasos de montaña sobre los 2.000m, por lo que la exigencia física de esta ruta es elevada.

Tramo 1: Los Queñes a Baños de las Yeguas

Complejo Volcánico Planchón-Peteroa-Azufre desde el Vallo del Río Claro. Enero 2016.

Este tramo comprende el acceso a través del Valle del Río Claro a través de un camino vehicular, el cruce de un cordón montañoso y el descenso al fondo del Cajón del río Colorado. Los primeros 29 kilómetros de esta ruta también se encuentran descritos en Wikiexplora: Valle del Río Claro, ruta para realizar en bicicleta.

En la plaza principal de Los Queñes (km 0, 675m), junto a un gran eucaliptus, nace hacia el sur un camino vehicular de ripio que bordea el Río Claro. La primera parte de este camino es por una zona rural, con varias casas y granjas dispersas, y el río Claro fluyendo a pocos metros de distancia, pero separado del camino por un abrupto acantilado. Es posible, de vez en cuando, encontrar algún vehículo de propietarios del sector que ayude a avanzar algunos kilómetros.

Sector en que se debe cruzar el Río Claro con vista al Volcán Planchón. Enero de 2016

En el km 5,3 (791m) aparece el primer portón de la ruta. Es lo más lejos que se podrá llegar en auto si no se ha coordinado con anterioridad con los propietarios la apertura de las puertas. El camino intercala sectores boscosos y otros de vegetación achaparrada. Siguen portones en los kms. 10,65 (883m) y 13,9 (1.033m). En el km 14,6 (1.030m) se pasa junto a un gran establo.Se pasa luego junto a una gran casa con a un cuidado jardín (km 16,7 1.060m), y unos metros después tras una corta bajada se cruza un río. En adelante comienzan a aparecer los cipreses, y el paisaje se vuelve más atractivo, más de montaña y menos rural. En el kilómetro 18,4 se vuelve a pasar junto a algunas construcciones y bonitas praderas de pastoreo. Un nuevo río se encuentra justo después de unos galpones.En el km 24,2 se pasa por un nuevo puente, que cruza un abrupto cañadón de basalto. Justo antes de cruzar el puente, se recomienda desviarse un poco del camino hacia la derecha para apreciar la vista hacia el puente y el cajón. En el kilómetro 25,6 se cruza un río algo más caudaloso y con grandes rocas de granito. Justo después del río se encuentra otro portón. Unos 200 metros más adelante se cruza un lindo puente que sortea una zona donde un afluente del Claro se encajona en el terreno basáltico. Un pequeño portón de quilas flanquea el puente.

En adelante el terreno se vuelve algo más seco y abundan los grandes cipreses. En el km 28,8 (1.390m), en una zona muy seca y sin árboles existe una bifurcación del camino vehicular indicado con una pirca de piedras. La huella más marcada sigue hacia la izquierda (ver Wikiexplora: Valle del Río Claro), sin embargo se debe tomar la huella menos marcada que sigue derecho valle arriba. El camino continúa ascendiendo por bosques de cipreses alternando sectores más húmedos con una vegetación más densa. El camino tiende a acercarse a la orilla sur del valle y en el kilómetro 31,5 desciende hacia el río Claro, a una altitud de 1.470m. El Vadeo de este río no debiera ser un desafío muy complejo, no obstante se debe realizar con cuidado.

Veranada de Vacas Gordas, ubicadas en el alto Río Claro. Enero 2016.
Valle del Río Barroso que cae en un profundo cajón hacia el Río Colorado. No es buena idea intentar descender por sus aguas. Enero 2016.
El Cajón del Río Colorado corta la cordillera en un profundo surco con paredes de 1.000 metros casi verticales. La única ruta de descenso es la cuesta La Hormiga. Enero 2016.

En el margen sur del Río Claro el sendero asciende bruscamente siguiendo un filo en un zig zag. Esta cuesta se conoce como “La Espina” dado su semejanza con la espina dorsal de un animal. Tras 430m de desnivel (cota 1.900m) se alcanza una gran explanada de verdes pastos y arbustos. Un pequeño puesto de arrieros ubicado en el kilómetro 35 cuida al ganado de este sector. Los arrieros (Colacho y Claudio) conocen a la perfección el sendero que continúa hasta el Río Negro y pueden aportar buenos datos para llegar a él.

El sendero continúa desde el Puesto de Vacas Gordas hacia el sur y se interna hacia el valle que continúa en dirección sureste. Se continúa ganando altura para en el kilómetro 38 acceder a veranadas ubicadas junto al portezuelo, el que se alza a 2.350msnm. Desde este lugar se alcanza a observar a la distancia la cumbre del Volcán Descabezado Grande. Pasado el portezuelo se debe descender hacia el Río Barroso, cruzando las veranadas primero por mano derecha y luego por mano izquierda, de forma de pasar por sobre el encajonamiento del río que desciende en dirección sur. Se cruzan numerosos sectores vegetados con sus respectivos esteros corriendo hacia el sur. En el kilómetro 42,8 se accede a la izquierda de un morro en el centro del valle al Río Barroso, el que desciende desde las alturas del Volcán Azufre. Se debe cruzar el río y sobre la ladera este del río ascender por un vistoso sendero fuera del valle de este río. No se debe continuar descendiendo por el Río Barroso dado que enormes farellones cortan el paso hacia el Río Colorado.

El sendero vuelve a ganar altura y se pierde en algunos sectores, no obstante se debe continuar realizando un gran rodeo del cerro que separa los ríos Barroso y Negro. En el kilómetro 46 se accede a un paso ubicado a 2.360msnm, desde el cual se posee una vista impresionante del cajón del Río Colorado que corta la cordillera en un profundo cañadón digno de su río homónimo en Norteamérica. El sendero continúa muy marcado descendiendo lentamente con dirección este hacia el Cajón del Río Negro recorriendo una pequeña terraza por sobre un sector llano con una llamativa laguna seca. Al final de esta planicie se encuentra el profundo cajón del río negro y el sendero desciende por su ladera por sobre algunos farellones rocosos muy expuestos. Tras adentrarse valle arriba unos 500 metros por la ladera el sendero se pierde pero ya se reconoce que es posible descender directamente hasta el río. El río se alcanza en el kilómetro 49,1 y a 1.880 msnm. El cruce del Río Negro puede significar un gran desafío debido a la fuerza que este corre valle abajo. Se recomienda poner extremo cuidado, y de ser necesario se puede recorrer valle arriba hasta algún lugar en que las aguas fluyan con una velocidad menor.

Una vez en la orilla este del Río Negro se continúa valle abajo sin ingresar en el cajón que se produce en donde este cae al Río Colorado. Este sector llano permite asomarnos hacia el Río Colorado, que en su extremo sureste presenta un largo surco que permite descender al río Colorado ubicado 500 metros más abajo. Se trata de la Cuesta La Hormiga, la única brecha en las enormes paredes que cierran el Cajón del Colorado. Pocos arrieros osan cruzar por este cuesta, sin embargo para un caminante experimentado no debiera presentar mayores dificultades. Una vez fuera del sector encajonado de la cuesta se recomienda cruzar en diagonal hacia la izquierda continuando valle arriba. En el kilómetro 53 finalmente se llega a antiguo puente Las Yeguas (o Yeguas Muertas). Este puente construido hace algunas décadas permitía cruzar el caudaloso Río Colorado, no obstante en diciembre de 2015 el desgaste de los años hizo que sus cables cedieran cuando los arrieros cruzaban ganado hacia la orilla norte.

El Puente las Yeguas resultó destruido en diciembre de 2015, por lo que se debe vadear el Río Colorado aguas arriba de los Baños de las Yeguas. Foto Enero 2016.

La ruta original implicaba cruzar el Río Colorado en el puente Las Yeguas y continuar valle arriba por el sendero ubicado en la orilla sur del río. No obstante, mientras no se reconstruya se deberá continuar por la orilla norte hasta encontrar un lugar en que se pueda vadear el río, aprovechando de esta forma de pasar por los Baños de las Yeguas.

Continuando con la ruta, 600 metros aguas arriba del antiguo puente existe un sector boscoso en donde se ubica un puesto de arrieros. No obstante éste no se encuentra junto al sendero y el desvío se encuentra al final del bosque, en donde el sendero se separa del río en una gran roca. Puede ser provechoso desviarse, pues en caso de haber arrieros pueden recomendar un sector para vadea el río o incluso ofrecer ayuda para cruzarlo. Los siguientes 5 kilómetros se encuentran con un sendero marcado y a alguna distancia del río. El valle se comienza a abrir hasta llegar en el kilómetro 58,7 al sector de los Baños de Las Yeguas o Baños de Llolli. En este lugar, junto a una gran roca blanca (Las Yeseras) se encuentran algunos corrales y una pequeña laguna redonda de 20 metros de diámetro. Ésta posee aguas termales (temperatura= 30°C, sin confirmar) y se ubica a 1.790m.

Sector utilizado por los arrieros para vadear el Río Colorado.

Tramo 2: Baños de las Yeguas a Lagunas Mondaca

Este tramo describe el lugar para cruzar el Río Colorado, la ruta para salir del valle y su continuación hacia el sur, cruzando el valle del Río Patos de San Pedro para descender por el Estero San José hacia las Lagunas Mondaca.

Idílica laguna ubicada sobre la ruta entre los Cajones del Río Colorado y el Río Patos de San Pedro.

Desde Los Baños de Llolli continúa un sendero siguiendo el valle del Río Colorado aguas arriba. Éste gana algo de altura por la ladera para cruzar un sector de fuertes pendientes que caen al río, justo bajo un sector de fumarolas. A 2 kilómetros de los baños se encuentra un vadeo del Río Colorado. En un sector entre algunas vueltas del río se reconoce en la orilla opuesta un sendero que desciende hasta las aguas. Algunos metros más arriba de este punto el río se extiende levemente y, dependiendo del nivel del agua, es posible de cruzar (Ver imagen de referencia).

Nota: El Autor de esta ruta pudo cruzar a caballo en este punto a mediados de enero de 2016 gracias a la ayuda de arrieros del sector. No obstante el cruce significó un gran desafío incluso para los caballos. Aquel verano los ríos traían un gran caudal debido a las grandes nevadas de primavera de 2015. Si es que el río lleva demasiado caudal se recomienda no asumir riesgos elevados. Existen más alternativas para vadear el Río Colorado aguas arriba, en donde los principales caudales son repartidos entre el dos tributarios: el Río de Valle Grande y el Río Colorado. A 1 kilómetro del vadeo señalado anteriormente y en margen norte del río existe un puesto de arrieros en donde se puede consultar por la mejor alternativa y solicitar ayuda para cruzar el río a caballo.

En la orilla sur del Río Colorado se deberá ascender por la ladera hasta empalmar con el sendero que asciende el valle a media altura. Seguir por este caminando valle abajo, regresando por 3 kilómetros y ganando algo de altura, hasta encontrarse a la cuadra de los Baños de Las Yeguas. A los pies de una ladera de abundante arena suelta (km 64,5) se reconoce una huella que se desvía y asciende en zig-zag para salir del valle. Se trata de la cuesta Las Perdices. Ascender por ésta hasta una meseta en la parte superior y desviarse levemente hacia la izquierda (sur-sureste) cruzando una gran loma y descendiendo hasta una hermosa laguna con abundantes pastos a su alrededor, ubicada en el kilómetro 69,5. Este lugar ubicado a 2.500m es algo expuesto pero ideal para acampar.

El atractivo valle del Río San Pedro. Enero 2016.
Increíbles formaciones de basaltos columnares pueden ser vistas sobre las Vegas de San José.
El Volcán y Lagunas Mondaca se reconoce antes de descender la última parte del Valle.

Ruta alternativa: Para salir del Cajón del Colorado existe una segunda alternativa, que desde el vadeo indicado asciende directamente hacia el sur por el oeste de una cascada visible desde el valle. Ésta ruta gana pendiente de forma sostenida hasta alcanzar un sector de rocas en donde el suelo de tierra apretada dificulta el caminar. Tras algunos metros de difícil terreno se sigue un pequeño filo más cómodo de avanzar, el que se encuentra obstaculizado al final por una gran roca que hay que rodear por uno de sus costados, exponiéndose a una gran caída por lo que se recomienda suma precaución. Se recomienda cruzar esta roca sin mochila e izarla posteriormente con una cuerda. Una vez sobre el borde superior del valle del Colorado se debe continuar hacia el sur siguiendo el estero que proviene de esta dirección. El estero ha labrado intrincadas y hermosas formas en las rocas. Luego el estero presenta verdes orillas regadas por numerosas vertientes que junto a los arenales de cenizas de los lomajes dan a este paisaje un tinte especial. Tras 6,7 kilómetros se alcanza una hermosa laguna en donde se empalma la ruta normal. Esta ruta alternativa es más atractiva pero difícil y muy expuesta. Sólo se recomienda a excursionistas decididos y experimentados en terrenos complejos.

Ruta de escape: Río Colorado-Lontué En caso de ser necesario suspender la travesía, existe un sendero por la orilla sur del Río Colorado que desciende por 47 kilómetros hasta el río Lontué, en donde se accede a un camino público que, sin embargo, se encuentra muy poco transitado.

Desde la laguna sigue un marcado sendero que cruza un portezuelo hacia el sur, cruza algunas veranadas y accede a lo largo de una gran diagonal hasta el fondo del Valle del Río San Pedro, ubicado en el kilómetro 71,8 y a 2.350m. Una vez cruzado el Río San Pedro se debe salir del valle por la suave ladera manteniendo dirección este. Fuera del valle el sendero cruza una gran meseta sin vegetación en dirección a un valle que se intuye a la distancia. Una vez en el borde del valle (km 74,2) una bifurcación permite mantenerse por fuera de ésta, sin embargo se debe descender hacia el fondo del valle. Continuar por el fondo del valle caminando siempre aguas abajo. En el Kilómetro 78,5 se encuentra un gran anfiteatro con paredes de basaltos columnares. Un estrecho paso es la única conexión con el fondo del anfiteatro, ubicado en la orilla norte del río. Luego se cruzan las Vegas de San José, y en el kilómetro 80,4 se observa sobre la orilla norte del valle junto a una gran roca un puesto de arrieros (1.940m).

Ruta de escape: Río San Pedro Desde el puesto de arrieros de las Vegas de San José un sendero sale del valle por la ladera norte realizando una impresionante travesía por sobre enormes precipicios. Posteriormente desciende al colindante río San Pedro y desciende hacia el río Lontué, accediendo a un camino público tras 40 kilómetros.

Posterior a éste puesto de arrieros se asciende levemente por la orilla sur del río y luego el valle posee una gran bajada hasta las Lagunas Mondaca, las que se observan a la distancia. El sendero desciende y cruza el río en el kilómetro 84,2, en donde un cartel indica “No entrar: Recinto Privado con Guardia”. Este cartel fue puesto por el administrador del terreno alrededor de las Lagunas Mondaca, quien tiene la orden de no permitir el paso de turistas a la laguna y evitar que se practique pesca en éstas. No obstante es improbable encontrarlo y de todas maneras se caminará en dirección de salida rumbo al Valle del Río Azufre. En el kilómetro 87,2, en donde el valle posee hermosas veranadas y una superficie muy llana se debe volver a cruzar el río y se encontrará un puesto de Arrieros, en donde Fernando cuida del ganado en el Valle. 1,5 kilómetros más adelante se llegará a La Laguna Mondaca (superior), ubicada a 1.460m.

Tramo 3: Lagunas Mondaca a Río Maule

Sector de Baños del Azufre. Foto: Jan Dudeck.
El Valle del Río Blanquillo visto desde la bajada del Paso el Estadio. Destacan la gran cantidad de cenizas que le dan un paisaje lunar.
Baños del Blanquillo a los pies del Volcán Descabezado Grande. Foto: Jan Dudeck.

Este tramo de la ruta asciende desde la Laguna Mondaca a través del valle del Río Azufre para después descender por el Río Blanquillo hasta las termas de igual nombre ubicadas a los pies del Volcán Descabezado Grande. Luego de cruzar un gran escorial volcánico y peculiares lagunas cruza un segundo portezuelo para descender hacia Laguna Invernada y el Pueblo de Cipreses. Esta ruta coincide en parte con la Ruta de Los Cóndores y con el Great Patagonian Trail: Sección 1 Volcán Descabezado.

Desde La Laguna Mondaca se debe seguir por el sendero que asciende el costado del escorial volcánico cubierto de cenizas. Un pequeño grupo de árboles marcan el lugar en donde asciende el sendero. Tras 150 metros de desnivel de cansador ascenso por las cenizas se alcanza un sector más plano en donde, tras una especie de cerco de rocas volcánicas se reconoce un desvío hacia la izquierda que ingresa al Valle del Río Azufre.

Ruta de escape: De continuarse por el sendero ascendiendo hacia el Cerro Las Ánimas, se podrá llegar en 25 kilómetros hasta Parque Inglés, en el Parque Nacional Radal 7 Tazas. Desde ese lugar hay abundante tránsito y transporte público hacia Molina y Talca. La ruta se encuentra descrita en Wikiexplora: Circuito Termas del Azufre – Laguna Mondaca. La misma ruta puede ser tomada por un sendero alternativo desde los Baños del Azufre.

El sendero ingresa por un sector llano hacia el Río Volcán, el que se alcanza en un punto que cierra el paso pues fluye pegado en la ladera oeste del valle. Si bien es posible cruzar por sobre la ladera valle arriba, se debe cruzar el Río y continuar por el fondo del valle. El cruce del río requiere mucho cuidado pues éste posee mucha velocidad. Tras el primer cruce de río (km 92) se deberá continuar por 1,2 kilómetros por la orilla opuesta y volver a cruzar de regreso en un lugar que se reconoce una espina que desciende desde la ladera oeste. No se recomienda intentar mantener la orilla oeste dado que el regreso al río a la altura de la espina se encuentra obstruido por paredes verticales de roca. El sendero asciende por el filo de forma sostenida por más de una hora antes de mantener la pendiente y cruzar fuertes pendientes hasta los Baños del Azufre, ubicados a la orilla del río a 2.000m (km 96). Existen numerosos pozones de muy buena temperatura ideales para acampar.

Desde los Baños del Azufre el sendero continúa ascendiendo por la ladera oeste del Valle ganando altura progresivamente y encontrándose cada vez con más campos de cenizas. En el kilómetro 98 se deberá cruzar el Río Volcán, pero aquí no presenta significativo caudal. El sendero sigue por largo rato por la ladera este, cruza un estero lateral encajonado y llega en el kilómetro 100 hasta un sector más amplio y llano en donde se alcanza el río. Aquí se deberá volver a cruzar y enfilar por los lomajes en dirección oeste para alcanzar tras 1 kilómetro el Paso El Estadio, que con sus 2.700 metros es el punto más alto de la ruta. Este paso cruza hacia el oeste descendiendo lentamente hacia el Río El Blanquillo. En el kilómetro 105 se alcanza una bifurcación. Se deberá seguir hacia la izquierda siguiendo el Río Blanquillo.

Ruta de escape: De seguir por la bifurcación hacia el oeste, se pasará a los pies del Cerro Manantial Pelado y se accederá al Parque Nacional Radal 7 Tazas a la altura de El Bolsón. Son alrededor de 25 kilómetros hasta Parque Inglés.

Una vez en el fondo del valle junto al Río El Blanquillo el sendero se separa de él hacia la izquierda y recorre áridos sectores de cenizas manteniéndose siempre cercano a la orilla oeste del valle. Tras 6 kilómetros que no poseen significativa variedad pero destacan por lo lunar del paisaje se llega a un río con un amplio lecho rocoso. Tras cruzarlo y rodear las laderas que bajan del Volcán Descabezado Grande se llegará en el kilómetro 112 a los Baños del Blanquillo, ubicados a 1.900m. Un puesto de arrieros y un par de pozones termales tibios se encuentran en este lugar, en donde también hay buenos lugares para acampar.

Ruta de escape: Desde los Baños del Blanquillo se puede descender hacia el Valle del Venado y salir hacia la Reserva Nacional Altos de Lircay. Ruta descrita en la Ruta de Los Cóndores, y que requiere de 2 exigentes días para llegar a la portería de CONAF.

Por el lado sur de los Baños del Blanquillo sale un sendero bien marcado que asciende al Volcán Descabezado Grande. 200 metros más allá un desvío a la derecha permite ascender al escorial y seguir hacia el sur. El sendero se encuentra bien marcado y continúa por largo rato en un paisaje monótono, hasta alcanzar en el kilómetro 116 un particular oasis en medio del campo de cenizas. Un estero inunda una hondonada que se desagua de forma subterránea. Después de este lugar el sendero sigue por escoriales volcánicos hasta llegar en el kilómetro 120 a la Laguna Caracol, ubicada a 2.000m. La huella lo recorre por su margen este y luego continua a alguna distancia del río que lo alimenta. Este río serpentea por un amplio valle desde su nacimiento en una gran vertiente ubicada en el kilómetro 123. Junto a este río hay numerosas posibilidades para acampar.

Laguna Caracol y río que lo alimenta visto desde el Paso Hornitos. Foto: Jan Dudeck.
Laguna Hornitos y el Volcán que la creó al represar el valle. Foto: Jan Dudeck.

Después del Río Caracol se debe continuar hacia el sur ascendiendo hacia un pequeño valle ubicado sobre la ladera del cerro. El sendero sube por el interior de este valle hasta llegar en el kilómetro 125 hasta el Paso Hornitos, ubicado a 2.530m. Desde este paso se obtiene una muy buena panorámica de los volcanes hacia el norte y del Valle de Los Hornitos hacia el sur. Destaca en este valle la laguna formada por la aparición del Volcán Hornitos en medio del valle.

Desde el paso Hornitos se desciende por su ladera sur siguiendo alguno de los numerosos senderos, los que pierden altura y llegan en el kilómetro 128 al fondo del valle. El sendero continúa por la ladera oeste del valle , cruza el río en donde este se abre antes de la laguna y recorre la orilla de ésta por su ladera este. Al final de la laguna una hermosa playa invita a un baño. Se continúa posteriormente por la marcada huella que cruza un portezuelo a los pies del cráter del Volcán Hornitos (un desvío para ascenderlo es recomendado) y desciende por largo rato hasta el camino vehicular que se encuentra en el kilómetro 135, a 1.270m. Dado que este camino se encuentra dentro de los terrenos de ENDESA es muy poco frecuente encontrar un vehículo, por lo que se deberá caminar los 8 kilómetros hasta el pueblo de Cipreses, ubicado a 900msnm. Este hermoso pueblo fue construido para albergar a los trabajadores de las obras de las centrales Isla y Cipreses, y sus hermosas avenidas y construcciones contrastan con el abandono que sufren por estar restringido el acceso al lugar. Después de cruzar el pueblo y a 800 metros de distancia se encuentra un puente sobre el Río Cipreses, después del cual se pasará debajo de las tuberías de aducción de la central Isla y luego, en el kilómetro 144 se encuentra la caseta de los Guardias de ENDESA. Como nos encontramos de salida del terreno no debiese ser problemas cruzar este lugar, aunque se recomienda explicar el motivo de paso. 800 metros después de los guardias y cruzando el puente sobre el Río Maule se encuentra el Camino Internacional al Paso Pehuenche, por la que circula abundante tránsito y buses regulares a la ciudad de Talca.

Tiempo Esperado

Dada la gran distancia a recorrer, el tiempo requerido puede variar significativamente según cada excursionista. No obstante se estima que un valor medio es de 9 días que permite disfrutar de los paisajes pero no incluye paseos adicionales ni días de descanso. Según esto los itinerarios aproximados serían:

  • Los Queñes - Baños Las Yeguas = 3 días
  • Baños de las Yeguas - Laguna Mondaca = 2 días
  • Laguna Mondaca - Pueblo de Cipreses = 4 días

Permisos / Tarifas

Casas en el Pueblo de Cipreses.

Este trekking recorre tanto terrenos privados como áreas fiscales, no obstante no se solicita permiso ni se cobra tarifa. Caso excepcional corresponde a la última jornada en que se debe circular por terrenos de la Central Cipreses de ENDESA. Si bien ENDESA no permite el ingreso a sus terrenos sin autorización (autorizaciones son muy difíciles de conseguir), realizar esta travesía de norte a sur significa salir por la portería y no se debiera tener problemas.

Recomendaciones

  • La Travesía de los Volcanes es una caminata de largo aliento sólo recomendada a excursionistas experimentados que posean experiencia en cruce de ríos, evaluación y gestión del riesgo en montaña. Cualquier rescate requerirá de muchos días y no es una alternativa a considerar.
  • Incluso en verano puede caer nieve en muchas partes de la ruta, por lo que se debe ir preparado para todos los escenarios.
  • Dado que gran parte de este sendero es muy poco frecuentada (incluso por arrieros) se recomienda poseer teléfono satelital como medio de comunicación.
  • Existen varias rutas de escape a lo largo de la ruta. Sin embargo todas ellas significan varios días de caminata hasta el camino más cercano. Considerar por lo tanto posibles días de mal tiempo en que no se podrá caminar.
  • Los arrieros son muy buenos conocedores de la zona y se alegran de poder compartir con los escasos visitantes. Se recomienda detenerse en todos los puestos y dar aviso del itinerario.
  • Existen muchos lugares adicionales que vale la pena recorrer. Un imperdible es el Volcán Descabezado Grande, al que se puede ascender desde los Baños del Blanquillo por el día.
  • No dejar basura en ningún lugar de la ruta. Nadie se llevará lo que usted deje botado.
  • Esta ruta exige el cruce de caudales delicados. Lea las técnicas de cruce de ríos.

Galería de fotos


Revisa la lista completa de 261 rutas de trekking y las 248 rutas de montaña en Chile