Wikiexplora.gif 347X140 wikiexplora.gif OR.gif

Isla Robinson Crusoe

De Wikiexplora
Saltar a: navegación, buscar
Logo.png
Logo favicon.png


Rutas patrimoniales ministerio de bienes nacionales.png
Contenido original de Rutas Patrimoniales
del Ministerio de Bienes Nacionales


Vista al Océano Pacífico

Ruta principal de caminata en la isla Robinson Crusoe

Cuadro Resumen (editar)
Actividad Trekking
Ubicación Chile, Archipiélago Juan Fernández
Belleza Atractiva
Atractivos Vistas panorámicas, Flora atractiva, Mar, Parque Nacional
Duración 1 día
Exigencia 14 dopihoras
Sendero Siempre Claro
Señalización Insuficiente
Infraestructura Inexistente
Topología Ida y Retorno por la misma ruta
Desniveles +1220, -1220 (±2440)
Distancia (k) 35.6 (ida y vuelta)
(*) Ida y vuelta a San Juan Bautista. Puede acortarse a casi la mitad si se realiza solo de ida, con soporte de avión (al llegar o al partir) o embarcación local
Altitud media 213
Primer autor Rutas Patrimoniales
Descargar KMZ/GPX Debes registrarte para descargar. Formulario es BREVISIMO
Para ver estos botones debes registrarte. Toma 30 segundos: es un formulario minusculo, de solo 3 campos obligatorios.






Época adecuada

Mapa general de caminatas en Robinson Crusoe
Climograma de Juan Fernández
Mapa de la caminata transversal de Robinson Crusoe (en baja resolución, lamentablemente). Imagen: Ministerio de Bienes Nacionales
Perfil de la ruta patrimonial de Robinson Crusoe

Todo el año. Ideal en primavera.

¿Cómo llegar al archipiélago Juan Fernández?

El Archipiélago de Juan Fernández está localizado en la V región de Valparaíso, a 667 Km. de Chile Continental, frente a las costas del puerto de San Antonio.

Vía aérea

Existen 2 aerolíneas que realizan vuelos durante todo el año al Archipiélago Juan Fernández. Estos vuelos dependen completamente de las condiciones climáticas que se presenten en la isla el día que se realizará el vuelo; suspendiendo en algunas ocasiones el viaje para seguridad de los turistas. Cuando se presenten las condiciones climáticas para retomar el vuelo, se da aviso inmediato a los pasajeros.

El vuelo desde el Aeródromo Eulogio Sánchez de Tobalaba hacia la isla, consta de 2 horas 45 minutos aproximadamente. Una vez que se divisa Robinson Crusoe desde los aires, se aterriza en la pista de 1200 metros del Aeródromo Robinson Crusoe, observando el primer atractivo paisajístico que ofrece Juan Fernández. Luego del arribo de los pasajeros al aeródromo, ya en tierra; comienza el traslado en bote hacia el Poblado de San Juan Bautista, apreciando el paisaje desde Punta de Isla hacia Bahía Cumberland. El traslado en bote demora alrededor de 1 hora 15 minutos y finaliza llegando al Muelle Cumberland. Puedes contactarte con cualquiera de las dos aerolíneas, los datos son los siguientes:

ATA

  • Contacto Local: Teresa Maldonado - Maximiliano Recabarren
  • Teléfono Juan Fernández: +56990464593 - +56988769717
  • Contacto Santiago: Salome Henríquez - Paola Berrios
  • Teléfono Santiago: +5622750363 - +5622737185
  • Sitio Web
  • E - Mail: info@aerolineasata.cl - shenriquez@aerolineasata.cl
  • Temporalidad: Todo el año
  • Sistema de Pago: Transferencia Bancaria-Tarjeta Crédito-Efectivo

AEROLINEAS LASSA

Contacto Juan Fernández: John Torres – Sara De Rodt

  • Teléfono Juan Fernández: +56996803113
  • Contacto Oficina Central: Jacqueline Bassaber
  • Teléfono contacto Oficina Central: 27343353 - 2735209
  • Email: lassa@tie.cl
  • Sitio Web
  • Sistema de Pago: contado, tarjeta de crédito, cheques y órdenes de compra
  • Temporalidad: Todo el año

Vía marítima

El traslado en barco hacia el Archipiélago de Juan Fernández, se realiza a través de la empresa Transmarko en la Motonave Antonio. Este buque posee capacidad para 12 pasajeros en acomodaciones mixtas y cuádruples.

El viaje demora aproximadamente 40 horas, se realiza una vez al mes, generalmente la última semana y es un viaje muy cómodo y seguro. Si deseas viajar en buque, debes hacer las reservas con anticipación.

BUQUE ANTONIO

Contactos (Reserva cupo)

  • Patricio Pinto G., Elizabeth Castro L.
  • Teléfono Oficina central: 065 275667, 065 275640
  • Celular: 97003339, 98728066
  • Email: ppinto@transmarko.cl, elizabeth@transmarko.cl
  • Sistema de Pago: contado, tarjeta de crédito, cheques
  • Temporalidad: Todo el año

Descripción de la ruta

Piedra con letras. Imagen: Ministerio de Bienes Nacionales
Entrada parque Robinson Crusoe, Imagen: M. Bienes Nacionales
Mirador de la virgen Juan Fernandez. Imagen: M. Bienes Nacionales
Bosque mirador, El Helecho imagen: M. de Bienes Nacionales

San Juan Bautista - Mirador de la Virgen. Snupies 1 - 10

Desde el muelle de San Juan Bautista, avanzar por calle El Castillo hacia el Este, alejándose de la costa, cruzando calle Alcalde Larraín. La calle dará una curva, y luego convergerán otras dos calles, una a cada lado. Continuar hacia el Este. Avanzar hasta el final de la calle, punto en que se continua por una senda peatonal.

Habiendo pasado el portal de acceso al Parque Nacional Archipiélago Juan Fernández, se alcanza el SNUPIE Nº1, ubicado en un sector de alta erosión caracterizado por contenciones de madera, medida utilizada para minimizar los efectos erosivos, provocados por la deforestación ocasionada en el periodo de la colonización isleña, para cubrir las necesidades de construcción de vivienda, construcción de embarcaciones, combustible y calefacción domestica.

550 metros más adelante del fin de la calle, siguiendo la señal se puede visitar, pocos metros más abajo, la renombrada "Piedra con Letras", la que muestra un grabado donde está la firma del colono isleño Pedro Arredondo, bajo los dibujos de un bacalao y una chonta (Juania australis), palma endémica de la isla. La erosión producida hace décadas se refleja en los soportes metálicos que acompañan una cañería que abastece de agua al poblado.

Como en otros lugares, en el SNUPIE Nº2, ubicado en el sector de El Guindal, se encuentran especies vegetales adventicias o introducidas, tales como zarzamora (rubus ulmifolius), maqui (aristotelia chilensis), y murtilla (ugni molinae), que son consideradas plagas de la isla, propagadas por el zorzal (tordus falklanii) que, mediante sus fecas, propaga las semillas, siendo un problema para el bosque endémico. Volviendo la vista hacia la quebrada, en primer plano se observan algunos ejemplares de eucalipto (eucalyptus globulus) y, en segundo plano, pino insigne (pinus radiata), los que sirvieron para reforestar el sector, dada las necesidades producidas por la escasez de madera y control de erosión.

En el sector del Morro del Medio, SNUPIE Nº3, se observa como las especies introducidas ahogan al bosque endémico, causando en algunos casos, la muerte. A un costado del SNUPIE Nº3, se ve un ejemplar de luma de Masatierra (myrceugenia fernandeziana), especie que abunda en este sector. En el SNUPIE Nº4, se encuentra a un costado del blechnum chilense o costilla de vaca, que está siendo ahogado por un maqui (aristotelia chilensis). Esta situación se repite a lo largo del sendero hasta el SNUPIE 11, lo que demuestra la interacción de las especies introducidas con las nativas y endémicas. Si sigue avanzando, llegará al SNUPIE Nº5, que se encuentra muy próximo a la primera aguada. En este lugar se puede observar un helecho endémico de grandes proporciones llamado thyrsopteris elegans, especie vegetal vulnerable, conocida solamente con ese nombre o como helecho arbóreo. Se está aproximando a la primera y única aguada, hacia el Mirador de Selkirk (SNUPIE 18). Desde aquí encontrará mayor abundancia de especies endémicas.

Llegando al SNUPIE Nº6, encontrará el sector de La Aguada, donde está la única aguada disponible antes de llegar al Mirador de Selkirk (SNUPIE 18), aunque se recomienda llevar consigo agua embotellada. Al lado del SNUPIE se puede apreciar un helecho endémico denominado polisticum tetragonum y, además, en el lecho del agua, se encuentran algunos ejemplares de gunnera bracteata, conocida como nalca o panque.

Al lado del SNUPIE Nº7, se puede ver un helecho de fronda triangular, en el cual se aprecia que el tallo tiene dos canales o tres costillas y corresponde a un ejemplar de rumohra berteroana. Es un helecho endémico de la isla muy abundante y resistente a las plantas introducidas. Más abajo, a ras de suelo, hay dos ejemplares endémicos denominados haloragis masatierrana, arbusto pequeño de hoja cerrada y, más abajo, un erigeron fernandezianus. Llegando al SNUPIE Nº8, alcanzará el primer mirador que la ruta proporciona, donde podrá apreciar la Bahía Cumberland. Nombre que proviene de las observaciones de Lord Anson en el año 1740 y que significa "bahía de la obstrucción", debido a las grandes cantidades de piedras de bombas volcánicas encontradas en la costa. En este lugar se aprecian especies endémicas de gran altura como el canelo de Juan Fernández (drimys confertifolia) y algunos helechos.

Como en gran parte de la ruta recorrida, en el SNUPIE Nº9 encontrará murtilla (ugni molinae), plaga que adolece la isla. Esta especie introducida es agresiva, ya que desplaza a las especies endémicas en su afán de ocupación del suelo fértil. Finaliza este tramo este tramo accediendo al sector del Mirador de La Virgen, donde se encuentra el SNUPIE Nº10. Está en el segundo punto de observación de la bahía. Desde este lugar comienza a introducirse en el tramo del sendero donde predominan las especias del bosque endémico de la isla.

  • Distancia y tiempo esperado: 1,25 kms, 0h 30m.

Mirador de la Virgen - Mirador de Selkirk. Snupies 10 - 18

A diferencia del tramo anterior, aquí hay mayor presencia y diversidad de especies endémicas y nativas, ya que se está en el bosque original de la isla. En este tramo, el bosque nativo no logra su mayor densidad, se encuentra en la ladera norte o de solana de la isla, lo que no le permite captar la misma humedad que en la ladera sur o de solana. Este tramo se inicia en el Mirador de La Virgen, SNUPIE Nº10, hasta el Mirador de Selkirk, SNUPIE Nº18. Llegando al sector del Bosque Mirador, en el SNUPIE Nº11, ingresa al bosque endémico, rodeado de helechos y arboles, mayoritariamente luma de Masatierra (myrceugenia fernandeziana) y canelo de Juan Fernández (drimys confertifolia). Frente al SNUPIE entrará una luma que contiene en su tronco, una planta parásita nativa llamada pleopeltis macrocarpa, muy singular por sus hojas verdes con pintas blancas. En el sector La Cueva, y en el entorno del SNUPIE Nº12 se aprecian algunos ejemplares arbóreos endémicos de la isla. Hacia abajo, se observan ejemplares de canelo de Juan Fernández (drimys confertifolia), y justamente arriba del SNUPIE emerge un tronco de naranjillo (fagara mayu), ambas especies se confunden dada la presencia de la luma de Masatierra (myrceugenia fernandeziana). Cabe destacar que el naranjillo es el árbol que alcanza mayor altura dentro de las especies arbóreas insulares.

En el SNUPIE Nº13, sector La Vertiente, se encuentra en una de las curvas de esta ruta, donde nuevamente enfrentamos a un ejemplar de luma de Masatierra (myrceugenia fernandeziana). Si mira tras el SNUPIE apreciará como circula el agua que ha sido atrapada por la isla mediante la captación de nieblas marítimas, producido por las formaciones volcánicas y la vegetación, proveyendo de este vital recurso a todo el sistema biótico de la Isla Robinson Crusoe. Llegando al SNUPIE Nº14, entrará en el sector de El Canelo. Si presta atención a los sonidos del entorno, podría sentir el canto del picaflor rojo de Juan Fernández (sephanoides fernandensis), que se mezcla con el trino suave del cachudito de Juan Fernández (anairetes fernandezianus). Desde este punto puede ver como la ruta recibe los efectos de los rodados de piedra y el paso del ganado que transita, desde y hacia el poblado, generando serios problemas de erosión que, conjuntamente con las sucesivas lluvias, desgastan la ruta.

Si ha tenido la oportunidad de apreciar una diversidad de especies floristicas, debe considerar la observación de la flora isleña, primeros habitantes de este paisaje, los líquenes, musgos y helechos. En la pared posterior al SNUPIE Nº15, podrá apreciar tres tipos de especies colonizadoras de las rocas porosas volcánicas.

Al llegar al SNUPIE Nº16, verá que inmediatamente arriba se encuentra una nalca o panque (gunnera bracteata). Aquí, como en otros lugares ya recorridos, se encontrará rodeado de especies endémicas y nativas, que compiten con las introducidas, como el blechnum chilense o “costilla de vaca”. Entrando por un pasadizo de roca formado por el excesivo paso de animales y habitantes, se accede al SNUPIE Nº17, aproximándose al Mirador de Selkirk donde apreciará, entre algunas especies, una gramínea denominada uncinia douglasii.

En el SNUPIE Nº18, correspondiente al Mirador de Selkirk, culmina este tramo, donde conocerá el trayecto que Alejandro Selkirk, desde 1704 y durante 4 años y 4 meses realizaba, buscando afanosamente apreciar desde el norte o desde el sur alguna nave o embarcación que le permitiera abandonar su larga espera. Eso sólo ocurrió un 31 de enero de 1709. Además de asimilar la ruta utilizada por él, es posible entender la panorámica que Selkirk necesitaba para divisar algún navío y buscar ayuda, ya que desde este punto se aprecia casi la totalidad de los tramos que restan hasta el Aeródromo (SNUPIE Nº25) y, de derecha a izquierda, el Cerro Tres Puntas, la Punta Isla y la Isla Santa Clara. En situaciones atmosféricas favorables, se puede ver la Isla Alejandro Selkirk o Más Afuera, la que aparece levemente al costado derecho del Cerro Tres Puntas, siguiendo el horizonte. En este SNUPIE se observa el Pueblo San Juan Bautista, y siguiendo al oeste por la línea de altas cumbres, algunos ejemplares de chonta (juania australis), palma característica de la isla y una de sus especies vulnerables, y la tradicional luma de Masatierra (myrceugenia fernandeziana), la cual lo ha acompañado a través de gran parte de esta ruta patrimonial.

  • Distancia y tiempo esperado: 1,9 kms, 0h 55m.

Mirador de Selkirk - Bajo el Cerro Tres Puntas. Snupies 18 - 21

Mirador Alejandro Selkirk. Imagen: Francois Kmil

Al seguir la ruta por este tramo, accederá a un bosque endémico - nativo más denso, dado que se encuentra en la ladera sur de la isla, la cual recibe mayor humedad por captación de agua mediante las fuertes pendientes del sector. En este tramo, hará un recorrido desde el Mirador de Selkirk, SNUPIE Nº18, hasta Tres Puntas, SNUPIE Nº21.

Bajando desde el SNUPIE Nº18, por un sendero de escalinatas de rocas altas y pendiente fuerte, se internará en el bosque endémico – nativo, el cual presenta, en este sector, una variada vegetación, marcada por el paso de los vientos y la morfología del entorno.

Bahia Villagra Fuente: Ministerio de Bienes Nacionales.

Llegando a Villagra, SNUPIE Nº19, se encontrará con una panorámica de toda la Bahia Villagra y la Punta del Gualpón, formaciones litorales que dominan la costa sur de la Isla Robinson Crusoe, algunos refugios de los ganaderos y del Parque Nacional y tras estos, un rectángulo cercado donde se realiza cada año un particular rodeo de marcaje de animales. Desde aquí verá el SNUPIE Nº20, correspondiente al Plan El Gualpón, y el Cerro Tres Puntas. Siga divisando la Isla Santa Clara, los Islotes Chamelos y los Ramplones, verdaderas piscinas naturales formadas de roca volcánica erosionada y, moldeada en forma de bloques por la fuerza de las olas, ubicadas en el margen oriental de la Bahía Villagra.

El Gualpón. Imagen: Ministerio de Bienes Nacionales.

El sector del Plan el Gualpón tiene ese nombre ya que detrás de esta silueta que termina en punta existe un acantilado de gran altura que forma un verdadero galpón natural. Tenga la precaución de no dirigirse hacia ese sector. A la izquierda, verá una pradera denominada Plan El Gualpón, utilizada por los ganaderos isleños como área de pastoreo de ganado bovino. Desde aquí aprecia más de cerca los Ramplones. Hacia el surponiente, observará el camino hacia Tres Puntas, SNUPIE Nº21, con las caídas de aguas de El Manzano y la silueta del Cerro Tres Puntas. Como fauna nativa ocasionalmente se ve el nuco o neque (asio flammeus), de la familia de las lechuzas y búhos.

Llegando al final del tramo, SNUPIE Nº21, observará hacia el mar los Islotes Chamelos, tres peñones o islotes que se desprenden de la silueta del borde oriental de la Bahía Villagra. Más hacia la izquierda, frente a nosotros, las formaciones rocosas de los Ramplones, en donde nace la silueta de las faldas de la cara sur del Cerro El Yunque. Siga en la misma dirección, donde destaca la formación cóncava del Gualpón. Se puede apreciar la ruta recorrida en su plenitud. Tras el SNUPIE Nº21, hacia arriba, aparecen las puntas características del Cerro Tres Puntas, secuencia geomorfológica de picachos que desde este lugar dominan las formas volcánicas del cordón montañoso del sudoeste de la isla.

  • Distancia y tiempo esperado: 7,19 kms, 2h 25m.

Bajo Cerro Tres Puntas - Atracadero. Snupies 21 - 27

Si queremos entender finalmente como es Robinson Crusoe, es tarea obligada realizar este último tramo, el cual se inicia bajo la formación de Tres Puntas.

Siguiendo la ruta, se debe llegar a Tierra Amarilla, donde se encuentra el SNUPIE Nº22. Este, es uno de los sectores más coloridos de toda la ruta. En algunas secciones del camino, se observan rodados que muestran la dinámica espacial que acelera los procesos morfológicos y atmosféricos. Se puede apreciar desde lo alto algunos acantilados y hacia el frente el islote Vinilla, además de algunas especies de matorral.,como la infaltable murtilla (ugni molinae).

En Punta Chupones, SNUPIE Nº23, es posible lograr un amplio ángulo de visibilidad que abarca toda la ruta, de sur a norte; el sector del Aeródromo, Punta isla e Isla Santa Clara, la Bahía Tierras Blancas, la Ensenada de La Barraca, acompañada del Islote Vinilla. Se ven los Islotes Chamelos, terminando en el Mirador de Selkirk, pasando por la gran formación del cerro El Yunque.

La vegetación va disminuyendo, predominando las especies adventicias. Podemos decir que a menor altura, menor diversidad de especies. El SNUPIE Nº23 se encuentra en la formación de Punta Chupones, que separa bahía Chupones, por el Norte, y Bahía Tierras Blancas por el Sur. Mirando la silueta del cerro El Yunque podemos apreciar, a su derecha, las formas de los cerros La Pascua y La Piña, las reservas naturales de mayor conservación en toda la isla.

La ruta sigue bajando de altura hasta que los colores pálidos dominan sobre el débil verdor de la pradera. Es la llegada al SNUPIE Nº24, en el sector de Tierras Blancas, aquí se aprecia lo que falta para llegar al aeródromo y, la Isla de Santa Clara, al fondo del macizo costero en el que se encuentra la colonia de lobo fino de Juan Fernández (arctocephalus philippi). Es el más grande de la Isla Robinson Crusoe, sus sonidos se pueden escuchar desde estas alturas. En el sector norte, un brazo cae hacia el mar dividiendo la bahía Tierras Blancas y bahía Chupones. En este sector se pueden apreciar algunos ejemplares de cernícalo (falco sparverius fernandensis), ave rapaz pequeña de color rojizo que se alimenta del conejo europeo (oryctolagus cuniculus), una de las plagas que afecta a la isla en las últimas décadas. Las comunidades de conejos han erosionado las laderas y el suelo, desprovisto ya por el sobrepastoreo de cabras y ovejas. Pasando el portal de acceso al Parque Nacional, ingrese al sector del Aeródromo, SNUPIE Nº25, una de las infraestructuras que sustenta la economía de esta isla. Desde Octubre de 1966 se puede decir que la Isla Robinson Crusoe a sido conectada vía aérea al continente, con un lugar seguro para aterrizar. Con la misma tecnología con la cual se construyó el primer trazado del camino al poblado, el Aeródromo fue implementado entre el Parque Nacional y Punta Isla, conjuntamente con bahía Cumberland. La singularidad de este aeródromo es que puede ser uno de los pocos en el mundo donde su pista comienza y termina en acantilados, una prueba de adrenalina para pilotos avezados.

A un costado de la señal de bienvenida a la isla, sigue la ruta por un camino asfaltado. Después de algunos metros, se encontrará en un sector similar a Tierras Blancas, el paisaje sigue indicando escasez de suelo. Abunda la amapola (papaver somniferum), que aporta un atractivo colorido en verano. Al llegar al comienzo de la cuesta de descenso al atracadero, está el SNUPIE Nº26, una privilegiada vista a Bahía del Padre, de forma circular con una pequeña entrada hacia el oeste y con una formación rocosa en su borde oriental llamada La Capilla, característica por su perforación transversal en el interior. La bahía está compuesta por una playa de bombas volcánicas. En las paredes se pueden apreciar estratos de color rojizo, gris y blanco que demuestran la actividad volcánica que dio origen a estas islas. La Península de Punta Isla, en primer plano, y la Isla de Santa Clara, en segundo plano, son las formaciones más antiguas de todo el Archipiélago de Juan Fernández. La Bahía del Padre es uno de los 7 volcanes extintos que forman Robinson Crusoe.

Entre la Bahía del Padre y la isla Santa Clara está el istmo El Puente y la península de Punta Isla, con una planicie de pendiente moderada. Hacia el este se ve un sector de superficie calcárea, plenamente deteriorado por el pastoreo masivo de principios del siglo XX que terminó por arrasar la vegetación y el suelo. Tras este sector se encuentra uno de los pocos márgenes costeros de la isla Robinson Crusoe, donde existe una playa de material fino: El Arenal, un lugar privilegiado para el nacimiento de las crías del lobo fino de Juan Fernández (arctocephalus philippi).

Finalizando esta ruta, se debe descender por la mencionada cuesta, desde el SNUPIE Nº26, hasta el Atracadero. Aquí se encuentra en el SNUPIE Nº27, ubicado en la Bahía del Padre, al SW de Robinson Crusoe. En este muelle se realizan las maniobras de transbordo de los pasajeros que arriban a la isla, por lo cual este SNUPIE sirve de conexión entre este circuito y los Circuitos Marítimos “Por el Sotavento” y “Por el Barlovento”. En la bahía se encuentra una comunidad de lobo fino de Juan Fernández (arctocephalus philippi), la primera colonia de que toma contacto con el visitante desde su arribo a la isla. Este lobo fue matado y exportado por mucho tiempo, llegando casi a la extinción, por embarcaciones en su mayoría francesas que llevaron grandes cantidades de esta especie, utilizado su cuero en la fabricación de botas para los oficiales del ejercito de Napoleón Bonaparte.

  • Distancia y tiempo esperado: 16,69kms, 5h 25m.

Tiempo esperado

Seis horas de caminata en una dirección, doce horas ida y vuelta.

Permisos / Tarifas

Todos los visitantes deben pagar la entrada al Parque Nacional Juan Fernández al momento de arribar.

  • Adulto: $3000 (US$ 4.7 as of December 2017)
  • Niño: $800.

Recomendaciones

Rutas patrimoniales ministerio bienes nacionales.PNG

Galería de fotos


Revisa la lista completa de 261 rutas de trekking y las 255 rutas de montaña en Chile